Archivo por días: 7 agosto, 2007

Diario

Desde que volví de las vacaciones no he escuchado nota de música ni visto fotograma alguno. Quitando la pequeña parcela de ocio diario que dedico casi en exclusiva a atender la crónica de Jonathan Strange y el señor Norrell (aún sigo con ellos), paso mucho tiempo frente al procesador de textos ultimando contra reloj un trabajo que, si todo va bien, tengo que terminar para este miércoles por la tarde. Crucemos los dedos. Antes, por la mañana, tendré que ir al médico. Empieza el curso en el hospital. Me acordé el otro día que el médico había dicho que la nueva medicación requería un seguimiento semanal y si me acordé ese día fue porque ese día, día arriba, día abajo, hacía tres meses ya y ningún seguimiento. Se comprenderá ahora que haya escrito tantas veces seguidas la palabra “día”. Es que son muchos. Se lo dije al médico y entonces me lo dijo él, como si fuera el eco. Veremos qué pasa.