Estratos

Dice el médico que la situación es un poco delicada porque “tenemos varios problemas”. En realidad los tengo yo más que él pero, en fin, se agradece la solidaridad. El médico, cuya capacidad de exposición y síntesis me pareció notable desde el primer día, dispone los problemas en estratos, esa es la expresión utilizada, estratos. Dice el médico que concretar el paisaje es importante para situarnos.

En un primer estrato (en la capa Fondo que diría el Photoshop) tenemos 25 años de evolución de una enfermedad progresiva. Dice el médico que 25 años de evolución de cualquier enfermedad son, ya por sí solos, un gran problema. Tanto por la afectación física como por el lastre psicológico que una situación así necesariamente conlleva, acentuada aquí por el hecho de que esa enfermedad se haya manifestado a una edad tan temprana. Al ser además una enfermedad incurable, el problema de este primer estrato no tiene solución. Que el problema no tenga solución es otro problema.

En un segundo estrato tenemos una familia de medicamentos (bautizados aquí en su día como elixir 1.0 y elixir 2.0 respectivamente) que, si bien no curan la enfermedad, proporcionan una calidad de vida bastante aceptable. Estos fármacos aportan dos cosas notables: movilidad y ausencia de dolor pero también acarrean una serie de efectos no deseados. El más importante es la aparición de una afectación de evolución progresiva en el último año cuyas características están asociadas a un trastorno bipolar. La lógica dice que en una situación así hay que retirar la administración de los elixires. Pero la enfermedad lo impide y no existen fármacos alternativos. Eso también es un problema. El problema del estrato dos.

En un tercer estrato tenemos un fármaco modificador del estado de ánimo, demandado por el problema del estrato anterior. Dice el médico que este fármaco nos ha aportado una cosa positiva y otra negativa. La positiva es que se han atenuado las puntas de las crisis, tanto las del polo positivo como las del negativo. Ahora el dibujo en la gráfica es menos amplio y menos puntiagudo. La cosa negativa es que al atenuar las puntas, se ha producido una toma de conciencia de la realidad que impone el primer estrato y que, hasta la fecha y por las razones que sean, no había tenido lugar de una manera similar. Como consecuencia se ha producido una crisis depresiva, que cursa paralela a los ritmos del trastorno bipolar. El problema de este estrato viene cuando el médico no puede recetar un antidepresivo porque eso provocaría un brusco cambio en la polaridad y nos iríamos al otro extremo de una manera incontrolable. Ese es el problema del estrato tres.

Primera conclusión: todo son problemas.

Segunda conclusión: todos los problemas están en el aire.

Tercera conclusión: no es bueno sacar conclusiones cuando todavía quedan problemas.

Dice el médico que no quiere alarmar (y eso ya alarma) pero que está observando indicios que apuntan a un cuarto estrato: al parecer, la modulación del estado del ánimo necesaria dadas las circunstancias podría comprometer significativamente algo que, hasta ahora, me ha dado de comer: el reflejo necesario para crear. Yo le digo al médico que eso ya lo vengo observando hace tiempo, que las cosas empiezan a dar encefalograma plano, que no laten, que voy torpe, que a veces se esconden las palabras en la comunicación cotidiana, y las ideas, la del Norte y las otras, y todo eso, y es entonces cuando el médico dice que la situación en estos momentos es un poco delicada porque todo va en cadena.

Redactar este post me ha llevado casi tres horas, el de abajo una hora y diez. Eso también es un problema.

7 pensamientos en “Estratos

  1. toni

    pero sigues redactándolos. con las palabras justas, con ganas, con fuerza, con ánsia, con añoranza, con música en la capa fondo y en la capa cuatro. con los puntitos de luz que dibujan cada uno de carácteres en mi pantalla. y en la de todos los que, cada día y sin falta, estamos aquí para leerte. y eso no es un problema, sino un logro. ánimo emejota. un abrazo desde el otro lado del mar.

  2. El cuenta cosas

    Es verdad, sigues escribiendo esos posts que llevan tu sello, el del norte. Y joder que nadie es como tu, que nadie tiene esa sensibilidad de la que tu estas dotado (tu lo sabes, yo lo se y todos los que te leemos tambien lo saben) y que ya quisieran muchisimos músicos y “músicos” tener un 1% de la capacidad que tienes tu para sentir, para sentir todo. Y que joe no te vengas abajo hombre, que no estas solo, deja que te demos la mano.

    Un Abrazo Mariano y Mucho Ánimo

  3. Jam

    Sólo puede haber una explicación a todo esto: que eres un “estratocúmulo”. No creo que te sirva de consuelo, pero a mí me gusta cómo eres, aunque seas un cúmulo de estratos.
    Un abrazo.

  4. rmf

    No creo que el tiempo de reloj sea ningún problema; qué más dá 3 que 300 horas. De hecho, lo encuentro muy ajustado; a mi por lo general me cuestan un poco más.

    Otra cosa es el problema de fijarse en el tiempo que te cuesta escribir una anotación. Mirar el reloj sí que me parece un problema.

    no nos dejes de escribir, aunque sea poco.

    un abrazo.

  5. María

    “Corazón, corazón, si te turban pesares

    invencibles, ¡arriba!, resístele al contrario

    ofreciéndole el pecho de frente, y al ardid

    del enemigo opónte con firmeza. Y si sales

    vencedor, disimula, corazón, no te ufanes,

    ni, de salir vencido, te envilezcas llorando

    en casa. No les dejes que importen demasiado

    a tu dicha en los éxitos, tu pena en los fracasos.

    Comprende que en la vida impera la alternancia.”

    Arquiloco

    Puede que la “delicada situación” en la que estás de paso a otra
    diferente. El cerebro es un misterio, por suerte, los médicos no siempre tienen la respuesta. De nada vale obsesionarse en estos casos, lo mejor, aceptar nuestra irracionalidad y debilidades y aprender a vivir con ellas. Los naufragios nos curan de la melancolía. Vendrán tiempos mejores.

  6. Erendira Rico

    Pues ojala y tus “elixires” sean de provecho, todo sea por tu salud. De cualquier manera estamos aqui para darte animos y esperar tus entregas.

  7. emejota

    Os diría a todos muchas cosas pero todas están contenidas en muchas gracias.

    Um abrazo.

Deja un comentario: