jump to navigation

Album 5 junio, 2007

Escrito por emejota en : Glenn Gould, Música

(?)

Comentarios»

1. lene - 5 junio, 2007

O_O
jajajaja
¡ese paréntesis sí que es excéntrico!

2. Jam - 5 junio, 2007

¡Manda carallo!, ¿en qué estaría pensando? jajaja.

3. El cuenta cosas - 5 junio, 2007

Eso no nos lo explicaste en aquellas sesiones sobre Glenn Gould Mariano! Faceta desconocida del artista jeje.

4. Rachel - 5 junio, 2007

eso eso tiene razón aquí el cuenta cosas. Eso no nos lo habías dichoooooo. Queremos datos

5. emejota - 5 junio, 2007

Datos? Queréis datos? Pues muy bien, salaos, allá van los datos:

Margarita Cantalapiedra Basterrechea, (Cuenca, 1932), cómo se os queda el cuerpo, eh?

Emigra a Canadá prontamente ante el enrarecimiento del clima político español (curiosamente, al emigrar su madre tuvo una migraña; sin embargo, su padre se llevó un “ABC” para pasar el rato). De haberse quedado en su lugar natal, sus inquietudes artísticas seguramente la hubieran conducido a ser vedette de “Variettes Honorio y Eulogio”, que animaban las noches de las fiestas de los pueblos entre el 28 de Junio y el 3 de Septiembre. El 4 de Septiembre se cobraba. Visto lo ocurrido después, todo apunta a que en Canadá estudió en un colegio de monjas. Nadie llegó a saber que sus caracterizaciones como Glenn Gould fueron un logro casual al ponerse una mascarilla caducada de Avon un día que estaba abriendo una lata de garbanzos, secreto que hasta hace poco estaba custodiado en los archivos de la casa Steinway and Sons. ¿Y por qué? Pues porque los Sons de Steinway le daban al rimmel que no veas y se transformaban en Josephine Sanders y Lucy “Pussycat” O´Connor respectivamente, o sea, como Margarita/Glenn pero en movimiento contrario. Ambos sons acudían los martes al consejo de administración de Steinway debidamente encorbatados y disimulaban tan ricamente. Tan ricamente que su sueldo ya lo quisiera yo. Una vez a uno de ellos se le olvidó quitarse la sombra de ojos pero como era miércoles pues no había consejo de administración y no pasó nada.

En los 50, Ed Wood rindió sutil homenaje a nuestro idolatrado y versátil pianista en el título de su memorable (?) y polémica película “Glenn or Glenda” (lo del homenaje canta un huevo en el título). Durante años corrió el rumor de que existía una versión cochina de la película, titulada “Glenn and Glande”, pero como en Chinatown hubo confusión por si se refería al Glande en sí o si era Glande en chino pues la película fue retirada del mercado.

Un excéntrico multimillonario se apresuró a adquirir una copia para uso privado. Woody Allen pudo ver algunos planos allá a mitades de los 70 y cuando a los seis meses fue a un concierto muy largo dijo a la salida consternado “vaya, hasta hace poco pensaba que las Variaciones Goldberg eran algo que los señores Goldberg hicieron en su noche de bodas”. Al ver que todo el mundo pensaba que era un chiste y se reía mucho se decidió a colarlo en uno de sus guiones guardando celosamente el secreto: la tórrida escena de los señores Goldberg existe en “Glenn and Glande”. De hecho, nosotros hemos tenido acceso en rigurosa exclusiva a dicha secuencia y esta noche la vamos a mostrar para todos ustedes pero será después de la publicidad. Enseguida volvemos. No se vayan.

6. Rachel - 5 junio, 2007

:-o :-o :-o :-o :-o :-o :-o :-o
¿Qué me estás contando? ¿Y esto lo sabe Wanda? ¿Y esto no lo has vendido al tomate? ¿Y esto por qué no lo has contado antes? ¿No tendrás nada más que ocultarnos? mmmm….

No se vayan todavía no se vayan por favoooooor que a la vuelta les contamos que a la vuelta les contamooooooooos todo todo sobre Gould.

(Leer esto con la musiquilla correpondiente)

7. El cuenta cosas - 6 junio, 2007

8-O!!!!!!!!! jopelines!

8. lene - 6 junio, 2007

jajajajaja, ¡voy a por palomitas y vuelvo!