Santoral

La señora Mercedes bajaba toda indignada por el ascensor, lo sé porque bajaba yo con ella esta mañana. Por lo visto ayer oyó por la televisión que ahora resulta que un mexicano a quien Juan Pablo II había hecho santo nunca existió. Y dice la señora Mercedes que con la de trabajos, pruebas documentales, testimonios y demás cosas acerca de las proezas del candidato en cuestión y que ocupan durante años a un montón de señores cultos para decidir primero su veracidad y después si dichas proezas merecen el título, pues que a ver qué va a ser ésto. Es que la señora Mercedes es de misa diaria pero también un poco progre, así que siempre mira el asunto de los curas como de reojo. Para tranquilizarla le he dicho que peor aún es lo de Escrivá de Balaguer, que también es santo pero está demostrado que existió sin ninguna duda. Al llegar a la planta de abajo la señora Mercedes ha dicho que se iba a comprar unas alubias verdes y yo me he quedado abriendo el buzón. Había cinco cartas.

8 pensamientos en “Santoral

  1. emejota

    No lo dudes, Sergio: eso mismo dirán.

    También había 5 cartas? A ver si van a ser las mismas!

    :)

Deja un comentario: