Archivo por días: 4 mayo, 2007

Astenia

Hoy que hace un día de otoño resulta que tengo astenia primaveral.

Creo yo que será eso, vamos. La palabra “astenia” siempre me ha resultado un poco incómoda al oído porque es la típica palabra incompleta, parece que le falta algo. “Astenia” es una palabra que no ha terminado de hacerse mientras que “abstemia” sí, quizá porque se mantiene sobria. Pasa como con la palabra “ciclotímico”, que parece echar en falta algo, una mano de acabado, no sé. Varias veces le pregunté a mi psicóloga si pensaba que yo era ciclotímico y las mismas veces me contestó que no, hombre, y yo le decía que sí, mujer, y ella que no, hombre. Y por ser educado y al mismo tiempo salirme un poco con la mía le dije que vale, no soy ciclotímico, pero ciclotímido sí. De toda la vida además. Ella me preguntó qué era eso de ciclotímido y yo le expliqué que tímido a ratos. Porque a mí me pasa que delante de 500 personas puedo hacer una exhibición de desnudez emocional y, si me tiras de la lengua, hasta te reconoceré que me pone, pero luego entro a una tienda y me da apuro hablarle al dependiente o dependienta y me sale una voz tan baja que dicen ¿cómo dice? ¿perdón? ¿cómo?.

Parecerá que me estoy yendo por las ramas y que estas palabras inmaduras, astenia y ciclotímico, no encajan. Pero sí, porque no sé si lo de hoy es por lo primero o lo segundo. El caso es que estas cosas las ves venir y además vienen sin causa aparente: es como si fueras un globo que se empieza a desinflar poquito a poco y un día amaneces como si la fuerza de la gravedad fuera otra y parece que pesas más y te cuesta moverte más y el pensamiento lo tienes más lento y más espeso. Muchos más para dar como resultado menos. Lo gracioso del asunto es que hoy que he amanecido de un vago total he abierto el gmail y en esa barrita superior donde aparecen los anuncios me he encontrado con éste:

Y por un momento me he sentido arropado y todo. Luego he cogido el diccionario de portugués y ha resultado que en Portugal “vagas” es otra cosa, es “plazas”. Igual es que en Portugal no hay vagas pero plazas, lo que se dice plazas, hay un huevo de plazas. En fin, astenia. Es lo que hay. Pero igual que viene se va, eso fijo. Por cierto, he encontrado los putos cables que conectan el piano digital con el ordenador, que hacía siglos que andaban perdidos, así que cualquier día de estos escribo con otras teclas. Igual viene bien eso para la astenia. O qué.