Huelga

La estadística de este blog lleva 892 minutos de brazos cruzados. Tras una noche ajetreada ha decidido plantarse a las 8:49 de la mañana por lo que no me he podido enterar de quién ha pasado hoy por aquí. Tampoco es que con la estadística me entere de mucho pero al menos entretiene. Me pregunto qué motivos habrán llevado a la estadística a dejar de contar las visitas, referir las páginas vistas, efectuar un seguimiento pormenorizado de las huellas que los visitantes han dejado a su paso (ahora este post de tal mes, ahora este otro, y así), medir el tiempo que se toman para visitar cada lugar. En definitiva, esas cosas que estimulan mi confesada inclinación de voyeur. En estos casos mi abuela pensaría que el señor que se encarga de las estadísticas seguro que ha tenido una desgracia y está en el hospital. A mí, desde luego, no me han llamado para justificar la ausencia, ni pedir el día libre, o hacer una reivindicación. Se hace extraño este silencio. Y cuándo vuelva (porque supongo que volverá, digo yo) tampoco sé muy bien cómo actuar; si hacer como que no ha pasado nada, si pedir explicaciones. ¿Se habrá cansado este hombre del blog? ¿Se habrá cambiado a otro? ¿Le habré contagiado la gastroenteritis? Todo son interrogantes.

3 pensamientos en “Huelga

  1. lene

    (para el señor de las estadísticas, para que pueda presentar su trabajo atrasado)
    – yo pasé
    – entre las 8.49 y las 11.52
    – (más de una vez)
    – Cerré la puerta al salir.

  2. emejota

    (para cuando me he despertado, el señor de las estadísticas ya estaba sentado en su sitio con los deberes de ayer hechos y puesto a la faena de hoy. Todo lo envolvía un tenso silencio, luego ya no)

Deja un comentario: