Archivo por días: 27 marzo, 2007

Repaso

Esta noche me he internado en los archivos del blog y he ido sacando posts de las carpetas polvorientas. Ha sido muy curioso comprobar que hay meses que parecen haber sido vividos por otro; leo lo que quedó escrito y lo hago como quien se asoma a una vida ajena. La excursión, linterna en mano, ha tenido el propósito de buscar un post que pudiera reducirse, mediante cirugía plástica, a quince líneas de cuerpo doce, que es una talla difícil de conseguir por quienes sienten debilidad por picar adjetivos a deshoras y luego tienen problemas para mantener la línea. ¿El motivo de la intervención? Hacer un experimento (esta parece ser la semana de los experimentos) consistente en enviar un post a un concurso de micro-relatos porque, a punto de cumplir dos años escribiendo desde estas latitudes, la gente sigue pensando que yo las cosas me las invento y que tengo mucha imaginación y yo siempre he respondido que no, que no me invento las cosas y que ya me gustaría tener imaginación porque de mayor, recordémoslo, me gustaría escribir una novela ya sea antes o después de ser productor ejecutivo de una serie de televisión, que esa es otra cosa que me gustaría ser de mayor.

Pero el otro día me hablaron de la convocatoria y pensé que a lo mejor el jurado piensa que un trozo de mi vida, reducido a quince líneas, tiene la suficiente inventiva, imaginación y hasta se expresa a sí mismo con la suficiente fluidez narrativa como para considerarlo una ficción destacable. En resumidas cuentas: empiezas con una operación de cirugía estética y quién sabe si al final te hacen un trasplante poniendo un trozo de plástico donde antes hubo una víscera ya caducada. No me parece mala idea.