Sorpresa

Mi sobrina Isabel quería hacerle un regalo a su madre, que es mi hermana, y para eso pidió ayuda a su abuela, que es mi madre. Abuela, ¿me ayudas a comprarle una flor a mi mamá que soy pequeñita y no sé cómo se hace?. Y la abuela, mi madre, le dijo que los niños pequeños regalan a sus mamás dibujos hechos en el cole, que lo de comprar las cosas es de mayores. Y su nieta, que es mi sobrina, dijo que la señorita del cole nos ha dicho que ya no se hacen dibujos y que compremos una flor a las mamas. Y yo, que soy hijo, hermano y tío, pregunto: ¿Pero qué cosas dicen ahora las señoritas en el cole? ¿Dónde quedan aquellas acuarelas, aquellas manualidades tan horrorosas que eran toda una prueba de fuego de lo que tienen que hacer las madres para no decepcionar a sus criaturas? Mi madre le dijo a Isabel que sí, que la acompañaría y entonces Isabel se puso muy muy contenta pero dijo sssst, que no se entere mi mamá que tiene que ser un regalo sorpresa, eh?. Claro, claro, contestó la abuela. Y quedaron para después.

Tan contenta estaba Isabel que se fue a la cocina y le dijo a su mamá, que es mi hermana, que es hija de su abuela: te voy a regalar una cosa sorpresa! Y mi hermana: ah, si? Y mi sobrina: sí, sí, pero no te lo puedo decir porque es una sorpresa y las sorpresas no se pueden decir. Y mi hermana: ah, no lo sabía, pues entonces esperaré, no te preocupes. Y mi sobrina: pero te doy una pista si quieres, vale? Y mi hermana: vale. Y mi sobrina: es una cosa… que empieza… por FLO. Su mamá hizo verdaderos esfuerzos por aguantar la risa y yo, que estaba detrás presenciando la escena, hice un discreto ejem y me llevé aparte a mi sobrina, que es hija de mi hermana, nieta de mi madre, para decirle por lo bajini: ssst, no le digas nada, que es una sorpresa! Y ella me contestó también por lo bajini: que yaaaaaa lo séééé, pero es que sólo le he dicho FLO, lo demás no!. Y yo: ah, bueno, pues entonces no pasa nada. Pero no le digas todo lo demás, eh? Y ella: que nooo.

Hoy ha sido el cumpleaños de mi hermana.

Un pensamiento en “Sorpresa

  1. Miguel Cane

    Querido Mariano:

    Dile a Isabel, que es tu sobrina, que yo, que soy (supongo) tu amigo, desde otro país, se ha reído y se ha conmovido (aunque ésto último no sé si lo comprenda o se lo quieras decir) con su regalo sorpresa y que (esto es sorpresa) desde otro lado del mar, le mando a los tres (a ella, a su madre que es tu hermana y a ti) una sorpresa que empieza por ABRA.

    :)

    Muchos cariños,

Deja un comentario: