Archivo por días: 16 febrero, 2007

Intendencia

Qué paciencia, Señor.

A ver, el individuo con IP estática comenzada en 200 y terminada en 233 que ayer a las 18:40 eligió este blog para dejar una diarrea verbal en un tiempo récord de 48 segundos desde un Windows XP con navegador IExplorer 7.0, monitor con resolución 800×600, teclado español/mexicano y conexión desde Guadalajara (México) a través del proveedor MegaCable SA, es un fenómeno. Sí, en serio. En un principio dudamos un poco (un poco sólo) porque era tal su torpeza en el rastro dejado hasta llegar hasta aquí que llegamos a plantearnos si estábamos ante un corto integral o ante un retorcido mental que quería dejar en evidencia a un antiguo frecuentador de estos comentarios y todavía asiduo lector desde el silencio. Dice el refrán que “cree el ladrón que todos son de su condición” y tiene razón porque aquí, aunque quizá no se haya dado cuenta, somos un poco listos. Conste que no nos estamos poniendo ninguna medalla: es que ante inteligencias de mosquito a nada que hagas click, click le sigues el rastro como Pulgarcito a las migas de pan. Así fue, oye. Y el resultado fue para echarse a temblar. Una joya (en bruto).

La legislación española no permite la difusión pública de una dirección de IP completa aunque tal y como nos dijo atentamente una señorita por teléfono desde la Agencia de Protección de Datos, dicha legislación también es muy sensible a la hora de recabar las cochinadas que se dicen y los datos del cochino en cuestión. Se encargan ellos. Pues mejor, ahorro de trabajo. A mí lo que me molesta únicamente es que haya elegido para ensuciarlo todo el rellano de la escalera de Juan y Angelines, porque habida cuenta la fijación que hasta las 18:40 de ayer ha tenido el tipo con este blog en cuanto al número de sus visitas y la duración de las mismas, podía haber elegido otro post. Esto nos obliga también a activar de nuevo la moderación de comentarios, tras haberla desactivado hace un par de meses, de manera que su publicación en pantalla no será inmediata. Lamentamos las molestias que esta medida pueda causar entre los lectores y aprovechamos el comunicado para mandar a tomar por el culo al ínclito en cuestión.

(pero mírate lo tuyo, en serio; anda, sí, venga)