Archivo por días: 12 febrero, 2007

Meme

Barbarita me ha pasado un meme. No me hagas explicarte qué es un meme porque no lo tengo muy claro pero para mí que es un cuestionario que se va pasando de uno a otro, como aquello de las cartas en cadena que debías mandar a no sé cuántos porque si no para qué te voy a contar la de desgracias que te podían pasar, como aquella señora que tiró la carta a la basura y al día siguiente amaneció calva. Pues ahora la cosa no trae consigo desgracias y se llama meme. No es la primera vez que recibo el testigo pero siempre me había hecho el memo ante un meme porque me dan una pereza horrorosa, por eso me hizo mucha gracia leer que Barbarita me lo pasaba “por ser la persona que más veces postea por semana y creo que no le va a dar pereza responder al cuestionario“. Y como resulta que me da una pereza horrorosa pero también da la casualidad que soy muy contradictorio pues me he dicho: al meme.

Pues al meme. 8 preguntas, 8 respuestas. Va.

1. ¿Por qué comenzaste a escribir un blog?
¿Ves? Ya empezamos mal. Es que podría contestar muchas cosas diferentes, por eso me pongo nervioso cuando llaman por teléfono para hacer una encuesta; contesto una cosa y luego pienso que podría haber contestado también otra distinta y entonces me muerdo las uñas y me siento culpable. Empecé a escribir un blog porque era sábado por la noche. ¿Y? Pues porque iba a ir a cenar y me llamaron para decirme que no había cena. ¿Y? Pues porque me aburría. Empecé a escribir un blog porque me aburría, sí, pero de paso pensé que podía ser un reto: como dije en alguna ocasión, “La Idea del Norte” fue en un principio una columna semanal en un periódico local y la tuve que dejar porque una semana era demasiado poco tiempo para escribir un folio. Como lo oyes. Quién lo diría ahora, verdad? Pues ese fue otro motivo para empezar el blog: adquirir soltura. Venga, la siguiente.

2. ¿Sobre qué temas escribes? ¿Por qué?
Echa un vistazo a tu alrededor y tú mismo. Igual escribo de la función expresiva del retardo en el contrapunto que del colocón de Vernel. Según. Igual es por la medicación, no sé.

3. Si la gente dejara de leerte y comentar, ¿seguirías escribiendo?Es que eso no va a pasar porque como me entere yo que alguien deja de leerme… Ahora en serio: sí, probablemente seguiría escribiendo pero lo que es seguro es que lo haría de distinta manera. Un blog no es un asunto unilateral. Uno escribe sobre sí mismo y su forma de ver el mundo pero pronto se da cuenta de que las resonancias en los otros son múltiples y variadas. Hay quien considera ficción lo que es realidad y viceversa o hay quien toma por un sentido lo que en realidad va por otro lado. Es una de las cosas que más me llaman la atención de esta experiencia porque te brinda posibilidades creativas muy estimulantes que no puedo explicar porque la pregunta “¿cuáles son esas posibilidades?” no viene en el meme. Qué le vamos a hacer, hijos.

4. ¿Crees que al escribir un blog debe seguirse algún tipo de ética?
Creo que al escribir un blog debe seguirse ante todo una estética. La ética cabe dentro.

5. ¿Crees que formas parte de una comunidad? ¿Por qué?
Pues claro, qué preguntas. Porque conoces a gente nueva o, por lo menos, lo que esa gente quiere proyectar de sí misma, que ese es un tema que daría para hablar laaargo y tendido. En Internet, hay gente que se muestra en cuarto menguante o creciente; hay gente que se oculta tras una piel de palabras y hay quien, sabiéndolo o sin saberlo, se descubre como en ninguna otra parte. A mí lo que me pone malo es recibir el típico mail de “perdone, cuándo sale su próximo libro?” y te da como apuro y te preguntas a ver cómo puedes decirles sutilmente que se han confundido de tipo hasta que de pronto caes en la cuenta de que lo que te están diciendo en realidad es: “mira tío, o tía, que no sé quién eres ni me importa un carajo: yo lo que quiero es que me leas y punto, así que clicka”. Ese tipo de reclamos me estomaga. Curiosamente quienes lo hacen suelen escribir blogs horrorosos o los dejan a medias. Todavía me acuerdo del petardo aquel (qué plomo!) o de la tiparraca aquella. Qué duro es ésto, dí que también hay gente muy maja, que si no…

6. ¿Tienes algún grupo cercano de blogueros con el que te podrías poner de acuerdo para lograr algo?
¿Me lo puede repetir? Es que le estaba mandando a Ferre una de las músicas con las que le castigo de vez en cuando y no estaba atento, perdone.

7. ¿Crees que los blogs van a cambiar/están cambiando algo en la sociedad/mundo político/etc.?
Desde luego, éste no. Ni lo pretende. Al mundo ya no hay quien lo cambie; de hecho, me da que el fin del mundo ya ha ocurrido y ahora estamos en los títulos de crédito.

8. ¿Qué te gustaría poder hacer dentro de la red para profundizar lo que haces con el blog y por qué? ¿Podcast/videocast, comunidades, wikis, redes sociales,etc.?
¿”Wikis”? ¿Eso es una fruta de plástico? Prefiero otras cosas, sinceramente: mayor facilidad y versatilidad para la distribución de material audiovisual, por ejemplo. Eso sería fantástico porque las posibilidades se multiplicarían.

Ya está. Ahora se supone que tengo que elegir a quién cederle el testigo pero voy a coger el comodín de la pereza y que se elijan a sí mismos. Gracias.