Archivo por días: 28 diciembre, 2006

Normalidad

Ya he podido comer. Y al comer he notado los efectos de la sangría de ayer porque me he notado la cabeza más despejada y el pensamiento más fluído. Ha dicho el médico que eso era normal. Pero sigo quedándome en blanco con frecuencia. Pasa de repente. Me he acostumbrado a eso de tal manera que ya sé intuir cuándo una frase va a terminar precipitándose a un agujero negro quedándome agarrado a un saliente de la pared con forma de cinco palabras: “me he quedado en blanco”. Ha dicho el médico que eso también era normal.

Esperando en un pasillo (para variar) pensaba yo que a ver si los efectos también empiezan a notarse en el blog y deja de parecerse a un culebrón hospitalario de tropecientos capítulos y consigo que salgan los posts atascados. Por falta de tiempo no va a ser, desde luego, porque después de decir varias veces “normal”, el médico ha insistido en el descanso y que permanezca fuera de cobertura porque dice que arrastro una suma de cosas: lo que me llevó al hospital, la paliza de todas las pruebas de estos días y las que faltan y, sobre todo, sobre todo (lo ha dicho dos veces), ha recordado que en estos momentos camino sin red, vamos, que tengo retirada mi medicación habitual. Está bien que haya dicho dos veces eso (sobre todo, sobre todo) porque se me había olvidado. “Normal”, ha vuelto a decir, “estos días han sido muy complicados”.

Así que permanezco inmerso en esta vida casi monacal de tranquilidad, descanso y desconexión del mundanal ruído y del mundanal frío, que estamos a bajo cero.