Cumpleaños

Mi sobrino Carlos ha cumplido hoy dos años. Vino al mundo un sábado a la hora de comer. Cuando me asomé a la cuna de metacrilato donde dormía plácidamente mostrando los deditos arrugados por la larga estancia en la cálida piscina de la placenta sentí inmediatamente que algo salía de dentro de mi y entraba en comunicación con él y algo me dijo que así iba a ser toda la vida. Y mientras le acariciaba la cabecita se me puso un nudo en la garganta, porque la ternura late en la garganta cuando ya no cabe en el corazón, y con el pensamiento le dije: “tú y yo nos vamos a llevar muy bien, pequeñín”.

Dos años después, todavía se me pone el mismo nudo en la garganta cada vez que le veo, creciendo, serio cuando mira abstraído hacia alguna parte y el chupete marca el compás de dos por cuatro en su boquita, sonriendo desde un rincón del ascensor cuando se marcha con una complicidad desarmante porque parece decir, “lo sé, juntos, te entiendo”, o completamente absorto en el descubrimiento de que ese coche de colores se mueve adelante cada vez que su dedito acciona un botón y persiguiéndolo por el pasillo de casa mi madre de manera que me lo pone muy difícil para poder sacarle una foto.

Hay una parte de mí guardada en el corazón de Carlos, que es adonde acudo a veces con sólo cerrar los ojos para notar un calor dulce que hace acudir principios de lágrimas de alivio y ayes de ternuras que no saben de palabras. Ni importa.
______________________________
Visitas de Carlos a “La Idea del Norte”: 16 de Agosto de 2005, 10 de Septiembre de 2005, 12 de Octubre de 2005, 30 de Noviembre de 2005, 16 de Julio de 2006.

6 pensamientos en “Cumpleaños

  1. eVery

    Que guapo está!
    Aún me acuerdo cuando gateaba y no había quien lo parase.

    Que bonito que tengais esa complicidad, que os entendais sin hablar.

  2. Miguel Cane

    Querido Mariano:

    Pues felicidades a Carlos (o como le llamaría mi abuela “Carlinos”), y éstas, extensivas a tí.

    Ya te había yo contado, que soy popular entre mis sobrinos y éstos, a falta de hijos, son mi adoración.

    Te congratulo
    (y me congratulo por poderte leer)

    Un abrazo.

    M

  3. Marta

    Vaya Mariano, se me saltan hasta las lágrimas cuando escribes de tu sobri!!!!!!, Qué escrito más bonito, seguro que cuando sea mayor si lo lee de da un superabrazoooooooooo.
    Gracias por compartirlo con nosotros

  4. Karen Silvana

    Tan bello lo que escribes…que casi lloro; y pudo ser porque al compararlo con lo que me hace sentir mi sobrina Liliana Paola… es facil reconocerlo en mi!!
    Muy lindo

Deja un comentario: