Archivo por días: 1 octubre, 2006

Tiempo

En la última página de un suplemento dominical, un investigador de terapias genéticas contra el cáncer afirma que estamos programados para vivir 30 años y que, a partir de ahí, no estamos en garantía. Sin ningún conocimiento en genética, Don Pío Baroja aseguraba hace muchos tiempo que “los hombres de más de 20 años comienzan a pudrirse”. Cierto es que ambos, el investigador biomédico y el viejo escritor, utilizan el reloj para medir dos tiempos distintos, el biológico aquél, el moral éste, aunque Baroja establece un vínculo entre ambos cuando rubrica su afirmación con estas palabras: “un artrítico está más podrido aún”. Cosidas las palabras y desplegadas sobre la mesa, la frase queda así: “Los hombres de más de 20 años comienzan a pudrirse. Un artrítico está más podrido aún”.

James Barrie todavía iba más allá (Barrie siempre iba más allá aunque sus afirmaciones son muy de aquí) y en la primera página de “Peter Pan” hace decir a la madre de Wendy que “los dos años son el principio del fin”, observación certera donde las haya y con la que no puedo estar más de acuerdo. No sé muy bien a qué viene ésto ni dónde va a parar pero no me ha pasado desapercibido que el investigador contra el cáncer, que dicho sea de paso lleva 12 años viviendo fuera de garantía, elija para desayunar un donut.