Ego

Nativel Preciado:

Los taoístas dicen que la gente sufre más de lo que debe por los esfuerzos que hace para no sufrir. Precisamente me suelo pasar de esforzada. No sé quién me impulsa siempre a dar más de lo que puedo. Al cabo de tanto tiempo conozco con bastante precisión mis limitaciones y, sin embargo, cuando las cosas están funcionando mejor, las abandono para explorar territorios desconocidos y meterme en senderos que no me ofrecen la menor seguridad. Para evitarlo no hay más remedio que entregarse a algo más importante que a tu propio ego. Ir más allá de uno mismo. Mirar más alto y más lejos. Eso me cuentan que hacen los hindúes: se pasan media vida engordando el ego y, cuando ya está fuerte y robusto, empiezan a deshacerse de él. Hay que saber cuándo llega el momento de destruirlo para impedir que te aniquile”.

6 pensamientos en “Ego

  1. eVery

    Yo debo de ser masoca… parece ser que o me cuesta mucho darme cuenta de las cosas o soy capaz de ver más allá que las personas que normalmente me rodean y eso me suele llevar a tomar decisiones y aptitudes que la mayoría ni comprende ni comparte.

    Pero yo, aun sabiendo eso y que tarde o temprano el sufrimiento llamará a mi puerta… (aun sufriendo) no me suelo arrepentir de la decisión o aptitud tomada, porque me queda la satisfación de que hice lo que debería haber echo.

    El único gran problema es mi ego, que debe estár de vacaciones.
    (así que no será él quién me aniquile, aunque corro el riesgo de que lo hagan los demás)

    Un saludo.

  2. Maribel

    Soy asidua a tu blog, me entusiasma. Tanto que he creado uno propio. Gracias a leerte a ti.
    Gracias Mariano, por ser una persona tan extraordinaria.
    A mi me costo mucho comprender que para ser medianamente feliz, hay que Aceptar con la mayor Serenidad posible la “Vida que nos ha tocado en suerte”

  3. emejota

    Hola Maribel, es curioso pero esta semana hay dos personas que me han escrito para decirme lo mismo, que han abierto un blog movidos por lo que aquí leen. Y si te digo la verdad no sé si sentirme contento o culpable…

    ;)

    Muchas gracias a tí y un abrazo

  4. emejota

    Si te queda al menos esa satisfacción no es poco, every. A veces uno no sabe qué debería hacer o si hizo lo que debía. Pero creo que te comprendo.

    Un abrazo.

Deja un comentario: