7 pensamientos en “Extasis

  1. V

    Fragmento muy bonito hasta para un no músico como yo. Más que bonito yo diría que dulce.

    Y tema aparte;
    alguien relaciona cierto parecido en las primeras tomas cercanas del vídeo, al el Juez Garzón ?
    Con algo más de canas y unas gafas)

    ;)

    Buenas noches.

  2. emejota

    En las primeras tomas yo veo la ceguera del éxtasis, un trance, un cuerpo a punto de levitar, un abandono absoluto a un placer intenso, casi doloroso; un deslumbramiento. Y una música que sale de muy adentro, que no está en el piano. Más allá de eso, no veo nada.

    Un saludo.

  3. V

    Fe de erratas: Donde aparece la barbaridad: “al el Juez”, quise decir: “al Juez”.

    Espero que mi observación de parecido razonable no haya molestado a nadie.
    Nada más lejos de mi intención.

    Un saludo.

  4. Eram

    Oh! Precioso! Siguen oyendose esos tarareos tan característicos de Gould… la pregunta es… seguira con la misma silla? Yo creo que si lo que pasa es que no la enfocan los muy puñeteros por que esteticamente no era muy bonita pero lo que en realidad importa es el intérprete. Una interpretacion fabulosa. Es como si Glenn Gould se ausentara durante ese momento para dar un viaje hacia el norte.

    Un abrazo.

  5. emejota

    Hola V:

    ¿por qué iba a molestar a nadie? Tranquilo (además, si se molesta alguien es su problema)

    ¿Sabes? El físico de Gould se transformó notablemente a lo largo de su vida. En este vídeo, el estilismo de la tv canadiense se ha empleado a fondo según los cánones de los 70 porque Gould tendía a ser bastante descuidado con sus aspecto. Ese corte de pelo con el que aparece, el traje con corbata… son notas extrañas al acorde, valga el símil musical.

    Para que te hagas idea de la transformación física de Gould te remito a la fotografía que aparece en este blog en el post del día 9 de Noviembre de 2005 (si accedes al archivo de meses lo encontrarás enseguida). Merece la pena comprobar lo que hace el tiempo en 25 años.

    Un abrazo.

  6. emejota

    Hola Eram:

    (esta noche me has ganado a trasnochar, eh?)

    Sí, la silla está, aunque no se vea. Si la silla faltaba Gould no tocaba, ya sabes.

    Y efectívamente, ahí está el Norte.

    Un abrazo.

  7. V

    :o

    Un cambio más que notable !
    Está claro que el tiempo no perdona a nadie, ni a los genios.

    Un saludo.

Deja un comentario: