Archivo por días: 8 julio, 2006

Pecado

El señor Joaquín Navarro-Valls, portavoz Vaticano, ha hecho una cosa un poco fea a bordo del avión que traía al Papa a Valencia. Cuando los periodistas le han preguntado a varios miles de metros del suelo (lugar de lo más adecuado, dadas las circunstancias) su opinión sobre la decisión del Presidente del Gobierno de no asistir a la misa de mañana, el señor Navarro-Valls no ha dicho si le parecía bien o si le parecía mal, que eso era lo que querían saber los periodistas; en realidad, como es muy habilidoso con la lengua y no había mucho que hacer en el avión, lo ha dicho más largo y con mayor (y mala) intención al hacer un ejercicio de memoria histórica y responder: “Mire usted, cuando estuvimos en Nicaragua, Daniel Ortega acudió a la misa del Santo Padre; cuando estuvimos en Cuba, el propio Fidel Castro acudió a la misa e incluso cuando estuvimos en Polonia en la etapa comunista, el general Jaruzelski también acudió”.

No contaba el señor Navarro-Valls que entre los periodistas también había alguien muy inteligente y con buena memoria que ha apostillado: “pero el presidente de Francia, el señor Chirac, tampoco acudió a la misa durante la visita papal como representación del carácter laico del Estado”. Y entonces el señor Navarro-Valls se ha encogido de hombros y, sin inmutarse, ha respondido: “Pues de eso no me acuerdo”.

Hace falta tener morro, ¿no?.

El habitualmente exquisito señor Navarro-Valls ha demostrado esta mañana tener unos modales un poco feos y bastante mala leche. Eso es pecado seguro pero no hay que preocuparse demasiado porque, sin lugar a dudas, esta noche se apretará el cilicio un poco más de lo habitual y habrá hecho el sacrificio de quedarse sin postre en la cena. Y borrón y cuenta nueva.