Límites

Una esquela es una lápida de papel. En la edición de “El País” de este viernes aparece una en la que debajo del nombre del fallecido puede leerse:

“Pateras,
Guantánamo,
Abu Ghraib,
Cayucos,
Haditha…

¿Es que no existe límite?”

No, lamentablemente no existe límite. Lo raro es que quien ha redactado la esquela no se haya dado cuenta todavía.

Deja un comentario: