Archivo por días: 16 marzo, 2006

Ocio

Esta mañana me he despertado algo abatido, quizá porque me dolía la garganta. Ya lo supuse ayer cuando me quise poner a escribir en el blog y me dio mucha pena la intermitencia del cursor. Y antes me había sentado a ver la tele muy arrimado a la esquina del sofá, como para ocupar poco espacio. Cuando me pasan cosas así es que voy a coger unas anginas o me va a dar un cólico de riñón. Fijo.

Una vez dicho esto, ya no es tan extraño entonces que esta mañana me haya despertado algo abatido y como ya no es tan extraño pues voy a decir que, en realidad, me he despertado bastante abatido. Sentado en la cama me he acordado que ayer, Julio me avisó que pusiera la radio si me acordaba porque en su intervención semanal iba a salir la escalera de este blog desde donde Angelica Huston está en éxtasis permanente. He mirado la hora, he puesto la radio y me he vuelto a sentar en la cama. Todavía no hablaba Julio sino que lo hacían una concejala de algo y una voz de una empresa contratada por la concejala “para arreglar lo del ocio entre los jóvenes”. Lo llaman “ocio alternativo” y escuchándolas hablar con tal vehemencia se diría que el ocio a secas únicamente consista en ir de bar en bar agarrándote una cogorza de miedo o que ir al cine sea un delito. Es algo bastante extraño.

El locutor les ha preguntado qué proponían como ocio alternativo y entonces han dicho que había una serie de actividades muy interesantes este año, como el mazabol, la gymkana verdulera y un campeonato pre-deportivo. Mi abatimiento y yo estábamos sentados en la cama cuando han dicho eso y nos hemos mirado encogiéndonos de hombros esperando a que fueran algo más explícitas. ¿Qué quiere decir campeonato “pre-deportivo”, por ejemplo? Pues al parecer, “algo que parece deporte pero no llega a serlo del todo”. ¿Y la “gymkana verdulera”? Pues “algo muy original e interesante”. ¿Sí?, ha preguntado el locutor con cierto escepticismo, haciéndonos un favor a mi abatimiento y a mí. “Pues sí”, han respondido con decisión, “porque consiste en ir con unas cámaras de fotos desechables por los bares para fotografiar digamos que una tapa que lleve un espárrago”. Mi abatimiento ha llamado la atención sobre el hecho de que eso era una contradicción flagrante porque si el ocio alternativo pretende sacar a los chavales de los bares para qué los metes a los bares a sacar fotos, coño. Para entonces, yo ya me había vuelto a meter en la cama, y yacía boca arriba con el brazo derecho tapándome los ojos.

Estimuladas por el locutor, han nombrado otra actividad cuyo nombre he olvidado aunque tampoco importa porque después de decir que era una actividad muy interesante (todas las actividades eran o interesantes o muy interesantes) no han podido explicar en qué consistía porque desconocían de qué trataba dicha actividad interesante. Una lástima. La concejala, avezada en esto de lidiar silencios incómodos, ha cambiado hábilmente de tercio y con voz de mitin ha dicho que lo esencial era que este año, “los jóvenes no van a tener que acercarse a nosotros; somos nosotros los que vamos a ir a buscar a los jóvenes así que hemos organizado una excursión a Huesca”, de lo que parece deducirse que los jóvenes habitan en Huesca.

Digo yo si al ocio no le sobrará algún prefijo y unos cuantos adjetivos, independientemente de que todavía queden plazas para que te enseñen a manejar algo parecido al yo-yo, que es una actividad que se les había olvidado citar antes, por cierto.