Vaqueros

Brokeback mountainLas cosas como son: el doblaje de Heath Ledger en “Brokeback mountain” (Ang Lee, 2005) no completa al personaje: lo destroza. Habrá que esperar a tener la oportunidad de volver a ver la película en versión original y, de paso, ahondar en una película que avanza a síncopas: la intensidad surge torrencialmente en la parte débil del compás de manera esporádica e inesperada y en los tiempos fuertes puede que te quedes escuchando los ecos de la tormenta. Aún así, o quizá por eso, esos momentos te producen una fuerte sacudida. No es un reparo -o sí- a una película que es, a un tiempo, hermosa y terrible, conmovedora y amarga, pero es la constatación de una peculiar forma de narrar que va perfilando lo que se presenta ante nuestros ojos y que es, ante todo, una historia sobre el miedo y la ternura con la luna llena de testigo mudo asomando entre las montañas.

Deja un comentario: