7 pensamientos en “Alumbramiento

  1. Gabriela

    PALABRAS DE ALLÁ

    Salí y me entretuve afuera durando días y días;
    noches sin noche ni día envuelto en un manto arable
    hecho de todas las estaciones
    contra la inclemencia de la intimidad.
    El muro en que me apoyé, teñido de los matices
    de todos los musgos del tiempo, era sin color
    y era el espesor y el peso del tiempo.
    Un intenso enjambre de oro estallaba
    dispersándose en el aire claro y volvía a ser
    el centelleo palpitante de oro de sus ondas irradiadas.
    Lo que tocaban los ojos,
    disuelto por la mirada se tornaba invisible;
    y la mirada corría con el alborozo del ímpetu liberado;
    pero danzaba, no huía, regresaba a danzar,
    abrazaba en la dicha lo visible
    que en su transparencia no se ocultaba,
    se daba a ver pero abierto y desnudo
    a los ojos solos del abrazo.
    Recogí del polvo unas palabras secas
    (no eran éstas, ni eran otras que éstas) y les dije que sí.

    (Tomás Segovia)

    Besos mañaneros, emejota, y que el sol ilumine los días.

  2. Anonymous

    Asi que tratas de ponerme una identidad, eh? Está bien. Lo dejaré a tu imaginación, que es mucho más fértil que la mía. Elige tú el nombre :). Estoy segura de que me gustará. A fin de cuentas ya soy una usuaria cotidina (adicta, diría yo ;D).¡Por cierto: ¿cómo se me pudo pasar desapercibido el archivo sonoro que dejaste en “Eclipse”?!Estoy pasando una mala racha, y reconozco que ayer, cuando decidí bajarmelo y escucharlo, se me saltaron las lágrimas. Creo que algo así de bonito era justo lo que necesitaba en ese momento…No todos los días se reciben regalos tan exquisitos como ese. Ahora, además de leerte, puedo escucharte :).

  3. emejota

    Muy buenos días, Gabriela:

    Gracias por el precioso poema (tan musical).

    Es curioso, pero la primera vez que oí el verso del post me pareció que se refería a algo negativo: La luz no se ve; lo tomé como el que dice “no hay salida posible”; pero en ese mismo intante, en esas décimas de segundo en que el pensamiento va a la velocidad de la intuición (que es como la velocidad de la luz), me dí cuenta que era todo lo contrario, además de ser se una delicadeza maravillosa. “La luz no se ve” es la constatación de un efecto real y paradójico (las cosas las ves iluminadas pero la luz en sí no se ve) y a la vez la metáfora de lo que ya decía Exupery: lo esencial es invisible a los ojos.

    Besos mañañeros para tí también.

  4. emejota

    Querida usuaria anónima:

    Voy a buscarte un nombre, con tu permiso. Lo pensaré a lo largo del día, aunque va a ser un día de reuniones, clases, llamadas y trabajo concentrado delante del ordenador. Pero como la orden ya está dada al ordenador que llevamos dentro sé que se está procesando y que en cualquier momento (hoy, mañana), vendrá el nombre. Surgirá. La voz interior me dirá: “éste”. Y será (con tu permiso).

    Celebro que el trocito de Ravel te gustara tanto.

    Besos

  5. Anonymous

    De acuerdo emejota. Tienes todo el tiempo del mundo. Yo andaré por aqui, a la espera de una identidad :).

  6. emejota

    Hola zol:

    yo lo descubrí hace poco pero oir ese verso me deslumbró (nunca mejor dicho). Yo no hablo ni entiendo el euskera, pero me aseguran que en euskera el verso deslumbra todavía más…

    Bienvenido/a y un abrazo.

Deja un comentario: